Dentro del ciclo de «10 Verdades sobre la escuela concertada» de Escuelas Católicas este mes nos centramos en el compromiso. La educación concertada es una realidad comprometida con los entornos en los que está inserta y realiza un importante servicio a la sociedad, garantizando la libertad de elección de educación de los padres pero, también, colaborando en y con distintas instituciones de acción social, desde la convicción de que no se trata solo de ayudar sino de concienciar y trabajar por la justicia social mediante la construcción del Reino de Dios.