Lo primero, agradecer el éxito de la campaña de la semana escolapia, que tendrá su continuación en febrero, cuando celebremos a santa Paula Montal. Y después, recordamos que este domingo hemos comenzado el nuevo año litúrgico. El Adviento es tiempo de preparación para la Navidad. Es tiempo de estar atento, de conversión, de espera, de construcción.

En este tiempo se nos invita a preparar nuestros corazones para recibir al Hijo de Dios y acogerlo. Como todos los años, nosotros queremos demostrar que preparamos este momento de recepción, de la única manera que nos parece posible. Solo podemos amar a Dios a través de los más pequeños, de los más necesitados. Por eso, y coincidiendo con estas fechas, retomaremos una nueva campaña solidaria para compartir no solo lo que tenemos, no solo lo que nos sobra, sino  lo que somos con los que no tienen lo mismo que nosotros.

El objetivo es conseguir recoger 1000 kg de comida para llevar a las familias necesitadas del barrio. Para ello, nos organizamos y cada clase recogerá un tipo diferente alimentos. Empezaremos a partir de la vuelta del puente.